Last updated: August 26. 2013 11:47PM - 48 Views

Story Tools:

Font Size:

Social Media:

La búsqueda de empleo puede ser atractiva y exasperante a la vez, porque debe mostrarle su talento a empleadores potenciales con la esperanza de lograr que le contraten. Aunque usted está dispuesto a impresionar, y desea demostrar que hará lo imposible por su futuro empleador, esos instintos pueden provocarle un problema. Debido a la enorme competencia por la contratación laboral en un país que lucha por salir de la recesión, han surgido numerosas estafas ideadas por los delincuentes para sacar partido de quienes buscan empleo.



Esas estafas no solo perjudican el entusiasmo de las personas que buscan empleo con buenas intenciones, sino que también son un golpe financiero que despoja a las víctimas de cientos o miles de dólares. Por tanto, si está buscando empleo, vale la pena ser escéptico ante cualquier oferta que parezca demasiado buena para ser real.



 “Conocer las señales de alerta puede ayudarnos a evitar las estafas de empleo. Entre esas señales de alerta están las aseveraciones de empleos garantizados y las solicitudes de pago de dinero al contado”, explica Shelley Bernhardt, directora de protección al consumidor de Western Union, líder en servicios de pagos globales, quien añade que las estafas de búsqueda de empleo se ubican usualmente en tres categorías:



1. Los estafadores se hacen pasar por un nuevo empleador, y les envían a las víctimas un cheque como pago por la realización de labores de “comprador misterioso” o para cubrir gastos directos como materiales de trabajo. Las víctimas depositan el cheque, compran los materiales o realizan la asignación “misteriosa”, y se les pide que le devuelvan la suma restante al estafador. A menudo, como los fondos del cheque estarán disponibles solo después que el banco los ponga al cobro, las víctimas descubren que el cheque es falso después que le enviaron el dinero al delincuente.



2. Las víctimas reciben ofertas de empleo, y se les pide que cubran los gastos de verificaciones de crédito, solicitud y reclutamiento. Las víctimas pagan lo solicitado, pero el empleo nunca se materializa. En esta situación, es común que los estafadores se hagan pasar por reclutadores.



3. Una persona que se hace pasar por representante de un empleador potencial les pide a las víctimas información personal sensible y/o financiera, con el pretexto de hacer verificaciones de crédito o de antecedentes penales. Aunque inicialmente no se lleva a cabo solicitud alguna de dinero, a la larga las víctimas son objeto de robo de identidad.



Como cada estafa es diferente, es muy importante tener en cuenta varias cuestiones en la búsqueda de empleo. A continuación, algunos pasos que puede dar para no ser víctima de una de esas estafas:



* No envíe dinero a cambio de una oportunidad de empleo. Las compañías legítimas no cobran por solicitudes de empleo, y los reclutadores reciben sus comisiones directamente de las compañías después del otorgamiento del empleo, y no antes, ni nunca, de los solicitantes.



* No deposite un cheque para luego enviar parte del dinero en efectivo al emisor. A menudo los bancos no descubren que un cheque es falso hasta después de varios días o semanas de hacer un depósito, o de haberse recibido el dinero en efectivo.



* Desconfíe de la correspondencia procedente de una dirección genérica de correo electrónico, y no de la de la compañía que contrata. Además, los mensajes que envían los estafadores por correo electrónico están plagados de obvios errores gramaticales y ortográficos.



* Es muy raro que un empleador interesado en sus servicios se comunique con usted por correo electrónico solamente. Si el empleador no muestra interés en hablar con usted por teléfono ni en conocerlo personalmente, debe proceder con la máxima cautela.



* Haga una investigación de la compañía antes de llenar una solicitud o aceptar una oferta de empleo. La organización Better Business Bureau (www.bbb.org) es una fuente excelente de información que podrá ayudarle a saber si una compañía es legítima, y si se han presentado quejas en su contra.



Como ocurre con cualquier otra estafa, si una oferta le parece demasiado atractiva para ser real, probablemente está en lo cierto. Aunque existen magníficas oportunidades de empleo disponibles, es buena idea que quienes buscan empleo sean cautelosos con las estafas. Para conocer más detalles sobre las estafas de ofertas de empleo y otras acciones fraudulentas comunes, visite el sitio Web www.westernunion.com/stopfraud.




Comments
comments powered by Disqus


Featured Businesses


Poll



Mortgage Minute