Last updated: September 05. 2013 10:48AM - 39 Views

Story Tools:

Font Size:

Social Media:

(BPT) - En la medida que se acerca el verano, muchos padres se preocupan por el “retroceso en el aprendizaje”, y con toda razón. Según la Asociación Nacional de Aprendizaje de Verano (National Summer Learning Association) los estudiantes que no participan en actividades enriquecedoras y didácticas durante las vacaciones de verano, pueden perder cerca del 22 por ciento de los conocimientos y destrezas obtenidos durante el curso escolar ya concluido.



 “Esta pérdida significativa en el conocimiento, equivale a que un niño podría pasar los dos primeros meses del nuevo curso escolar poniéndose al día”, explica la Dra. Ashley Norris, decana asistente de la Facultad de Educación de la Universidad de Phoenix. A fin de evitar el retroceso veraniego, Norris afirma que es importante planificar una combinación de actividades para que los niños las realicen en sus vacaciones.  “Muchos padres se enfocan en los deportes y otras actividades extracurriculares durante el verano, pero también es necesario buscar oportunidades de aprendizaje que enfaticen en destrezas matemáticas y de lectura”, continúa la experta.



Norris, quien también se desempeña como instructora de cursos de preparación de maestros en la Universidad de Phoenix, sugiere siete actividades educativas divertidas que pueden llevar a cabo los padres y sus hijos en este verano y durante el resto del año. Tales actividades no sólo ayudan a que los niños eviten el retroceso veraniego, sino que también les proporcionan a los padres oportunidades de conectarse con sus hijos.



1. Transforme las actividades cotidianas en oportunidades de enseñanza



Las oportunidades de enseñanza se producen todos los días en su casa o su patio. Para ayudar a los niños a perfeccionar sus destrezas matemáticas, pídales que hagan la lista del mercado, que vayan a comprar víveres con usted, y practiquen con la suma de los gastos y el cálculo del impuesto correspondiente. Luego, invítelos a la cocina para que aprendan el proceso de elaboración de alimentos, y trabajen con los números fraccionarios midiendo los ingredientes. Si le apasiona la jardinería, pídales a sus hijos que le ayuden a sembrar y cuidar las plantas. Estudie los animales de gran tamaño y los insectos que habitan en el patio, como aves, ardillas, ciervos, lagartos, gusanos o mariquitas.



2. Transforme el aprendizaje en una aventura



Busque en el calendario comunitario o en el periódico una aventura para realizar durante el día. Visiten el mercado agrícola para conocer detalles sobre las verduras. Asistan a conciertos en los parques y a otros eventos musicales comunitarios, y luego hagan una investigación sobre los instrumentos. También pueden ir al centro botánico local para conocer las plantas nativas y luego, al regreso a casa, pídales a los niños que dibujen lo que vieron.



3. Use de la tecnología para crear proyectos y actividades interactivas



Haga que los niños participen en la narración de cuentos digitales usando herramientas del ordenador (video, fotografías y software de presentación). Por ejemplo, los niños pueden usar fotos y videos familiares para narrar una historia sobre las actividades veraniegas, y usted puede conservarla como un recuerdo precioso. Otra actividad divertida combina la tecnología con los espacios al aire libre. El Geocaching es una búsqueda de tesoros con tecnología avanzada que se puede realizar en casi cualquier ciudad del país.



4. Concéntrese en las destrezas fundamentales



La fabricación de libros es una forma idónea de perfeccionar las destrezas de lectura, redacción e investigación. Los campamentos de verano contribuyen a la creación de habilidades sociales y obtener conocimientos simultáneamente. Busque campamentos de ciencias y tecnología que realicen proyectos prácticos como construcción de puentes, “carros-ratoneras” y robots.  Por otro lado, haga su propia investigación y pruebe a hacerlos en casa. Muchos museos de ciencias ofrecen en sus sitios Web instrucciones para realizar este tipo de proyectos.



5. Lograr un equilibrio entre actividades educativas y sociales



Es importante que los niños tengan un equilibrio de actividades en sus vacaciones. Jugar con los amigos no sólo constituye una importante participación social, sino que, además, les permite a los padres saber cómo sus hijos pueden aprender mejor. Por su parte, las actividades educativas también pueden ser divertidas si se hacen en grupo, y sus hijos disfrutarán de estímulo social y mantendrán sus cerebros en acción.



6. Las actividades de aprendizaje en verano no tienen que ser costosas



Gran parte de las actividades de aprendizaje en el verano son gratuitas o muy económicas. Visite la biblioteca pública de su localidad para pedir libros en préstamo, y llévese un calendario de eventos para conocer cuándo se llevan a cabo actividades como horas del cuento, actividades artísticas y clubes de lectura, entre otras. También puede visitar un museo en los días de entrada gratuita. Además, puede considerar la visita a museos virtuales en el ordenador de su casa o de la biblioteca.



7. Participe activamente en el aprendizaje de su hijo



Una amplia gama de actividades estimulantes propicia que los niños eviten el retroceso de aprendizaje en el verano, y es además una oportunidad para que los padres se conecten con los niños con mayor intensidad. Cuando conozca lo que le interesa a su hijo, cree un conjunto de actividades en base a esas preferencias. Luego, planifiquen actividades y exploren esos intereses. Seguramente ambos disfrutarán de ese tiempo que pasarán juntos.





Comments
comments powered by Disqus



Featured Businesses


Poll



Info Minute



Gas Prices

Sedalia Gas Prices provided by GasBuddy.com